Ante la escasez, aumentó la compra de leche en tambos: cuánto vale y cómo conseguirla

Tanto consumidores finales como distribuidoras se acercan a los emprendimientos locales, según datos de la Cooperativa Agropecuaria Tambera.
tambo.jpg_1264874701

En medio la falta de leche y sus derivados en el mercado y ante el importante incremento de los precios, en San Juan aumentó la venta en los tambos. Según informaron desde la Cooperativa Agropecuario Tambera local, tanto consumidores finales como dueños de algunos mercados y distribuidoras comenzaron a llegar para conseguir los productos.

“En las últimas semanas se ha notado un incremento en las ventas tanto por la escasez de productos lácteos en los supermercados como por el aumento de precios que se produce por la inflación”, comentó Antonio Márquez, secretario de la Cooperativa y dueño de uno de los tambos sanjuaninos ubicado en Caucete.

Y, aunque aún no hay números específicos, sostuvo que “el consumidor final se acerca más y también hemos notado que muchas distribuidoras que antes compraban, principalmente quesos, afuera de la provincia, han comenzado a llegar a los tambos locales por la falta de producción”.


En cuanto a los precios, Márquez afirmó que, son mucho más bajos que los que se puede conseguir en los locales comerciales. El litro de leche, por ejemplo, se adquiere por un valor cercano a los $22, mientras que en los súper cuesta, en promedio, unos $45.


En cuanto a los quesos, el productor indicó que el kilo de mantecoso se puede comprar por valores de hasta $190. A su vez, los quesos semiduros tienen un costo de entre $230 y $240 y los duros (como el queso sardo), cuesta alrededor de $290.

En San Juan, la entidad nuclea a 7 tambos. Desde la Cooperativa de tamberos indicaron que:

* Uno de ellos está en Caucete, en Calle 16 s/n. 

* Otro se puede encontrar en Angaco.

* Otro en Albardón.

* Dos en Santa Lucía. Uno de ellos en calle 26 de Septiembre 165 y el otro, en calle Rodríguez Este s/n.

* Dos en San Martín, uno de ellos en Laprida Norte s/n.

Cabe recordar que, ante la falta de leche y sus derivados y el incremento de los precios, hay supermercados que ya le pusieron límites a la cantidad que pueden llevar los clientes: 6 sachets o el mismo número de cajas, según el caso.


Desde el sector a nivel nacional, mencionaron dos razones para explicar la situación. Primero fueron las inundaciones en Santa Fe y Provincia de Buenos Aires en los primeros meses del año, lo que terminó afectando la producción y la oferta. La otra razón tiene que ver con el aumento de las exportaciones en leche en polvo, que provocó una disminución en la cuota de leche líquida y productos lácteos destinados al mercado interno.

 

 

 
 

Boletín de noticias