Balance de Gobierno Nacional: El 80% del préstamo del FMI se usó para cancelar deudas

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, realizó un balance de la gestión del Gobierno de Mauricio Macri. Informó que la deuda pública creció u$s74.000 millones en los últimos cuatro años.
f800x450-181060_232506_15

Faltando dos semanas para el traspaso de mando, el Gobierno presentó su balance económico de los últimos cuatro años. Pese a que asumió su cargo hacia el final de la gestión de Mauricio Macri, fue el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el encargado de dar a conocer y hacerse cargo de la herencia económica que dejará al equipo de Alberto Fernández. Entre los datos salientes del informe se destacó el nivel de deuda pública: entre fines de 2015 y 2019, hubo un aumento de u$s 74.000 millones. Al mismo tiempo, el funcionario admitió que, del total de desembolsos de FMI al país, el 80% se aplicó a cancelar deuda en moneda extranjera.

Respecto al primer punto, la deuda pública durante la era Macri se incrementó un 31% (por encima del 21% que había aumentado entre 2011y 2015) al pasar de u$s 240.000 millones a u$s 240.000 millones. Según la explicación oficial, la deuda actual "es el resultado de la inercia del déficit del pasado". Sin embargo, en Hacienda no se mostraron alarmados por estos niveles. Para Lacunza se trata de un problema "de liquidez más que de solvencia".

Sobre el FMI, del total de los desembolsos recibidos (u$s 44.000 millones), el 80% se utilizó para cancelar la deuda en moneda extranjera, el 14% para pagar deuda en moneda local, 1% para gastos en moneda extranjera y 4% están en las reservas del Banco Central.

"Los resultados de la actividad económica en este periodo han sido inferiores a los esperados", reconoció Lacunza en el arranque de su presentación. En la misma línea, señaló que "hubo contracción en tres de los cuatro años" de gobierno.

Sin embargo, desde Hacienda consideraron que dejan "bases sólidas" para el Gabinete de Alberto Fernández, el cual consideran, "deberá encarar el tema de la deuda" cómo primer eslabón de gestión.

Consultado por la transición, el ministro señaló que hay contacto con los economistas del albertismo pero "a demanda". Los funcionarios de Hacienda, al igual que el resto de la opinión pública, se mostraron expectantes por conocer quiénes van a sucederlos en los cargos. De hecho, la primera pregunta que se llama escuchó en el Salón Belgrano del Palacio de Hacienda no provino de la prensa a los secretarios económicos sino en la dirección opuesta: "¿Y? ¿Ya saben quiénes van a ser los próximos?".

Actividad Económica

Según el balance de gestión de Hacienda, la economía argentina está “prácticamente estancada” desde 2011. “En agosto de 2019 el nivel de actividad es todavía un 3,4% inferior al de 2015”, cuando Mauricio Macri asumió el cargo de Presidente, reconocen.

Sin embargo, dado que las mediciones del EMAE no acompañan, en el Ministerio argumentaron que pese a ello “se mejoraron los cimientos que se necesitan para crecer de manera sostenida”. Entre los “cimientos” enumeran: kilómetros de rutas, puertos y aeropuertos, entre otros.

Inflación y Desempleo

Sobre la inflación y, como bien es sabido, el propio Gobierno admitió que “no se logró el objetivo”. Lacunza estimó que el año finalizará en 55%, mientras que la cifra rondaba el 30% cuando Cambiemos asumió la gestión.

El argumento que utilizó Hacienda en este punto es que “no era posible sincerar los precios relativos distorsionados”. Así y todo, identificaron dos períodos críticos: abril de 2018 y el contexto pos PASO.

Respecto al desempleo, la comparación es “más difícil”, debido a que, según señalaron en la cartera económica, “falta una estadística confiable en 2015”. “Suponiendo una tasa constante entre ambas mediciones, los registros de desempleo actuales (10,6%) son similares a los de 2015”, señala el informe.

Si bien Lacunza señaló que en los cuatros años de Gobierno de Macri se crearon 1,25 millones de puestos de trabajo, reconoció al mismo tiempo que “buena parte de empleos son en negro o cuentapropistas”. También admitió que hubo un “deterioro en la calidad de empleo”, pero no “una destrucción masiva”.

Pobreza

El Gobierno reconoció que dejará el poder con niveles de pobreza superiores a los iniciales en el presente mandato. El último registro oficial, correspondiente al primer semestre de 2019, arrojó que la cifra asciende al 35,4% de la población, lo cual según los funcionarios de Hacienda se trata de “un nivel muy similar al promedio de los años de la recuperación de la democracia” (36%).

En cuanto a la distribución del ingreso, tampoco mejoró, sino que empeoró. El coeficiente de Gini pasó de 41,2% en el segundo semestre de 2015 a 43,4% en el segundo semestre de 2019.

Resultado fiscal

Lacunza se mostró confiado en que el déficit primario proyectado en 2019 será de 0,5%. “Se está cumpliendo consistentemente con la meta”, observó al tiempo que prometió que los datos que publicará su equipo correspondientes a noviembre serán acordes.

El Gobierno está convencido de que el resultado fiscal es uno de sus fuertes de gestión, y destacó en este marco una reducción del gasto equivalente a 5,5% del producto (pasó de 24% en 2015 a 18,4% en 2019).

Sobre este último punto, el balance oficial señaló que la quita de subsidios (Transporte y Energía) fue el rubro “más importante” de la baja del gasto, representando el 1,7% del total. Además, estimó una baja en tres puntos del PBI impuestos y una mejora en la presión impositiva de la mano del consenso fiscal.

Fuente: Ámbito

Boletín de noticias