Noah, el niño mendocino con Covid-19 que se hizo “youtuber”.

Con tan solo 6 añitos, sus videos se compartieron por cientos en las redes sociales y por WhatsApp. Su mamá cuenta que tanto ella, como su esposo Emanuel aún no han tomado dimensión de lo ocurrido.
PicsArt_08-01-04.18.43

Noah tiene apenas 6 años y si le preguntan cómo se siente seguro que dice estar aburrido. Desde el domingo, el pequeño mendocino pasa largas horas en el hospital Flemming, donde quedó internado junto a su mamá Loreto (33) y su hermano Lucas (14), luego de haberse contagiado el virus SARS-Cov2.

Pero, a tono con los tiempos (que no son sólo los de pandemia, sin también los de la hiperconexión de los llamados “nativos digitales”), el niño publicó una serie de videos en la popular plataforma YouTube, y estos rápidamente se viralizaron por su historia, por la facilidad de palabra del pequeño y porque en su carácter se logra ver que, a pesar de todo, lo que prevalece siempre en él parecer ser nada menos que la esperanza de que todo estará bien.

Sobre la cama de Noha hay muñequitos de juguete, gracias a los cuales el niño exprime su imaginación hasta donde puede. Pero, claro, con tantas horas de aislamiento (ni siquiera puede tomar las horas de recreo previstas por los pequeños en la situaicón actual), eso no le basta para encontrar un poco de diversión.

Es por este aburrimiento que vuelve seguido a mirar sus canales favoritos de YouTube, a los que tantas veces recurrió cuando estaba en su casa de Villa Nueva o después de hacer los deberes que la maestra de primer grado de la escuela Santa María de Los Ángeles le daba.

Pero quiere ser protagonista. Y, ahora, que ha contraído la enfermedad Covid-19, siente deseos de contar lo que le pasa. Y eso que apenas aprendió a leer: escribe algunas letras, pero él mismo reconoce que “todavía le falta”.

Entonces, le pide a su mamá, como en otras (muchas) ocasiones, que lo deje tener su propio canal de YouTube. Y además, le pide a su hermano que es arquero de Gimnasia de Mendoza, que le ayude. Quiere contar lo que le pasa. Quiere mostrar cómo pasa su internación un niño de seis años. Esta vez tiene suerte y por sus videos, termina siendo motivo de atención.

“Llevó bien la fama”, dice Noah, quien de tímido -evidentemente- no tiene nada. Y ahí nomás se larga a charlar: “Me gustó mucho aparecer en la tele, pero a mí me encanta YouTube. Veo videos de un chico que tiene un perrito y muchos amigos. A él le copié la introducción que hice de mis videos”, cuenta sin pudor.

Sorprendidos por la repercusión
Los videos de Noah, quien suele lucir una remera de Bart Simpson, se compartieron por cientos en las redes sociales y por WhatsApp. Su mamá cuenta que tanto ella, como su esposo Emanuel aún no han tomado dimensión de lo ocurrido. “Nos llegan mensajes de todos lados del mundo. Él está chocho con la fama”, cuenta Loretom agregando que ni ella ni su esposo tienen redes sociales.

Emanuel, quien recibió el alta ayer y habla desde su casa, añade que están asombrados por la “revolución” que han generado los videos. “Creemos que es por la inocencia con que la que cuenta todo. Esta es una enfermedad muy grave y asusta a la gente. Estos videos permiten dar un mensaje más tranquilo”, asegura.

Ambos padres comentaron que les han llegado comentarios del video de todo el mundo. “Ayer me comentó que ser famoso lo tiene un poco cansado”, dijo Emanuel respecto de unas palabras que pudo intercambiar con su hijo menor.

Con respecto a cómo han padecido el coronavirus, Loreto explicó: “Nunca tuvimos muchos síntomas. Los chicos, una congestión, un resfrio. Y yo, dolor de cabeza y tos. Pero después hemos estado bien. Por eso Noah pudo ponerse a grabar”.

Fuente: Los Andes