El programa “Mil Días” cumple tres años y sigue apostando al futuro de nuestros niños y niñas.

Más de mil días de gestión del programa que cuida lo más valioso, el futuro de cada sanjuanino.
16af5f554d23882f905415c063b1c586_L

Allá por septiembre de 2016, el Gobierno de San Juan y el Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección de Materno Infancia, se propusieron poner en marcha una iniciativa que cambiaría para siempre el futuro de los sanjuaninos.

La iniciativa se convirtió en una política de Estado dispuesta a fortalecer el crecimiento y desarrollo de los niños a través del cuidado de la madre embrazada, hasta los dos años del bebé.

Su misión es acompañar, proteger y apoyar integralmente a todas las embarazadas, puérperas y niños hasta los 2 años.

La iniciativa promueve la salud, la educación, el deporte y la inclusión, interrelacionando el trabajo con distintas áreas estatales y privadas, apuntando a contribuir en la formación de una sociedad saludable.

Mediante el programa se realizan controles a las embarazadas, puérperas y a los niños, se les brinda asesoramiento de diferentes profesionales de la salud, además se entregan kits y productos alimentarios que brindan, en una sola porción, los requerimientos de las vitaminas y minerales esenciales para cada etapa de los primeros mil días, con el aporte nutricional para las madres, niños y niñas.

Así, en estos tres años, el programa llegó a más de 18 mil madres y más de 21 mil niños y niñas. El 70% recibió lactancia exclusiva gracias a la promoción de la lactancia materna, de los espacios amigables para la lactancia y el cumplimiento nutricional entregado.

Además, se enviaron 138 mil mensajes de asesoramiento, se dieron 11 mil talleres y hay 9300 agentes trabajando en el programa. Hay 157 centros de atención adheridos, entre ellos 16 hospitales.

En el marco de este programa se modificó la Libreta Sanitaria, con nuevo diseño y con el contenido para que los profesionales completen los controles de las embarazadas, puérperas y niños. También se agregó un apartado para personas con discapacidad.

Son tres años promoviendo el desarrollo de nuestros niños y niñas.

En este camino, son muchos los testimonios de quienes a los que el programa les cambió la vida, les cambió la forma en la que transitan el embarazo y los primeros días del bebé.

Este es el caso de Florencia Quiroga y Cecilia Díaz. Ambas dan su testimonio y cuentan cómo conocieron el programa, sus beneficios y cómo les facilitaron la provisión de los productos desde su centro de salud.

Florencia tiene 35 años y 4 hijos, el más chiquito, Dylan Alejandro, está bajo el programa. Florencia fue al Centro de Salud Las Margaritas a un control ginecológico y se enteró de que estaba embarazada.

“Automáticamente, en la farmacia del centro de salud me entregaron las dos bebidas y la leche, y me invitaron a una charla en la que me indicaron cómo prepararla y cuáles eran los beneficios. Al mes siguiente me dieron la taza y la cucharita medidora. En mayo ya me dieron el complemento para mi bebé”, contó Florencia.

“Con Dylan yo tenía un embarazo de alto riesgo, pero no tuve complicaciones. En “Las Margaritas” todo se me facilitó, incluso los turnos, solo con el cuadernito pude acceder a todos los productos. Vas el 20 o 25 de cada mes y todo está ahí. Incluso ahora con la pandemia nos simplifican entregándonos dos meses en uno. Realmente estoy muy contenta”.

“Hice las recetas que nos dio la nutricionista, flan de chocolate, maicena con caramelo. Aprovecho la información que nos han dado al máximo. Realmente en el centro de salud encontré las respuestas, me dieron información, están ahí para contenerte y el programa ha sido una gran ayuda para nosotros”, terminó Florencia.

Cecilia tiene también 35 años, 4 hijos y accedió al programa con su última hija, Julieta, que ya tiene 1 año. Cecilia se atendía en el Hospital Rawson por ser de alto riesgo, pero conoció el programa en el centro de salud del B° Villa María, en Santa Lucía, en donde le hablaron del kit inicial.

“En alto riesgo nos han dado charlas y así fui conociendo más sobre el Programa. Durante todo el embarazo consumí el alimento, es fácil de preparar, mi bebé toma leche y come de todo, a media mañana le preparo los postrecitos y los cereales. De zapallo, caldos, como sopa. De muchas maneras, como nos enseñaron”, dijo Cecilia.

“Gracias a Dios salió todo bien, los 9 meses. Y por supuesto continué con el programa después de que nació Julieta. Es un plan que beneficia y es de gran ayuda, económicamente también ayuda. Yo retiro la leche y todos los complementos en el CAPS. Estoy feliz de que mi bebé esté sana, y también de poder contar con la ayuda de los profesionales, el asesoramiento y los complementos para que crezca sanita”, comentó Cecilia.

El equipo de “Mil Días” expresó: “Con esta iniciativa hemos avanzado en la construcción de una provincia más equitativa, apoyando a las personas en el inicio de sus vidas, para lograr que no solo tengan las mismas oportunidades de desarrollo, sino también ayudar a los adultos a cumplir de la mejor forma posible la tarea de la crianza y el desarrollo de sus hijos e hijas”.

Fuente: Si San Juan