Una mujer de 90 años, la primera en recibir la vacuna contra el coronavirus en Reino Unido.

Se llama Margaret Keenan y se mantuvo aislada desde el inicio de la pandemia en marzo. "Me siento muy privilegiada, es el mejor regalo de cumpleaños por anticipado que hubiera podido esperar" expresó.
vacuna-reino-unidojpg

Una británica de 90 años se convirtió en la primera paciente del mundo en recibir la vacuna contra el covid-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech, dentro de una campaña de vacunación lanzada por el Reino Unido que se augura larga y logísticamente complicada.

El gobierno británico decidió dar prioridad a ancianos, sus cuidadores y al personal sanitario en esta campaña de vacunación masiva, que empezó este martes, bautizado por el ministro de Sanidad, Matt Hancock, como "día V", de vacuna... o de victoria.

Margaret Keenan, una anciana de 90 años hospitalizada en Coventry (centro de Inglaterra), fue la primera en recibir la primera dosis del ansiado antídoto.

"Me siento muy privilegiada por ser la primera persona en ser vacunada contra el covid-19, es el mejor regalo de cumpleaños por anticipado que hubiera podido esperar", declaró Kenan bajo los flashes de los fotógrafos, vestida con una camiseta con motivos navideños, una semana antes de cumplir 91 años.

"Esto significa que finalmente puedo plantearme pasar tiempo con mi familia y mis amigos en el año nuevo, tras haber estado sola gran parte del año", agregó, citada por la agencia de noticias Press Association.

El Reino Unido, el país más castigado de Europa por la pandemia, con más de 61.400 muertes confirmadas, se convierte así en el primer Estado occidental cuyo organismo regulador autorizó el uso de una vacuna.

Rusia comenzó a administrar la suya, denominada Sputnik V, el pasado fin de semana y en China también se han suministrado una vacuna experimental a un grupo muy pequeño de la población. En Estados Unidos y la Unión Europea, las respectivas agencias de seguridad del medicamento deben anunciar sus aprobaciones próximamente.

"Este día marca un enorme avance en la lucha del Reino Unido contra el coronavirus", declaró el primer ministro, Boris Johnson. "Pero la vacunación masiva tomará tiempo", advirtió, instando a la población a continuar respetando las restricciones impuestas.

Fuente: Ámbito