Importante Taller y Seminario Virtual " Fomento y Promoción del Enoturismo".

Dicho Taller se enmarca dentro del ciclo de webinars los “Viajes de la Vid y el Vino”.
Screenshot_20201221-084000

A través de videoconferencia, la Directora de Turismo Sra. Deolinda Quinteros, participó del Taller y Seminario “Fomento y Promoción del Enoturismo” actividad que se enmarca dentro del ciclo de webinars los “Viajes de la Vid y el Vino” como instancia para el encuentro, el conocimiento y el posicionamiento del producto enoturístico binacional “Orígenes, la Ruta del Vino más larga del mundo” donde expusieron el Sr. Ricardo Sosa, Secretario General Instituto de Promoción Turística de Argentina (INPROTUR) y el Sr. Cristian Luna, Gerente “Bodega Finca del Pilar” Santiago del Estero, Argentina.

Screenshot_20201221-084016

Esta magnífica historia demuestra que la Ruta del Vino más larga del mundo entre La Serena y Santiago del Estero nos enseña que su inicio y creación tiene una proyección alucinante. 

A inicios del siglo XVIII, la ciudad más poblada del mundo era Potosí, más grande que Paris y que Estambul. El boom de las minas de plata y los terremotos de la costa peruana provoco un déficit de alcoholes en los acaudalados empresarios del Alto Perú y sus faena mineras, esto genero un incremento en el valor de los destilados gatillando con urgencia el envío de los afamados vinos generosos y alcoholes aromáticos del Valle del Elqui por mar y tierra a Potosí. Los descendientes de Francisco de Aguirre conocían muy bien la Ruta hacia el norte y las tierras de sus ancestros diaguitas, calchaquies, juries, como también Charcas y el Alto Perú ya que ahí se encontraba la real gran audiencia que enjuiciaba las polémicas entre los antiguos conquistadores, entre ellos el mismo Francisco de Aguirre. Es así como parten caravanas de arrieros, transportistas, emprendedores y comerciantes a mula desde la hermosa La Serena en el Pacífico y el mágico Valle del Elqui pasando por las coloridas y despampanantes montañas y paisajes de las provincias argentinas de San Juan, La Rioja, Catamarca hasta llegar a la selva, el corazón del Camino Real y a la “madre de las ciudades” Santiago del Estero para recuperar energías, renovar mulares y seguir la ruta hacia la ciudad más poblada del planeta.