Llegó a Ezeiza el avión de Aerolíneas Argentinas con la segunda tanda de 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V.

El vuelo despegó ayer a las 18.20 desde el Aeropuerto Internacional Sheremétievo de Moscú. El primer componente de la vacuna rusa contra el COVID-19 ya se está distribuyendo en todo el país.
Screenshot_20210116-135201

El vuelo AR1061 de Aerolíneas que trae a la Argentina el segundo componente de 300.000 vacunas Sputnik V desde Moscú llegó hoy poco antes de las 11 al aeropuerto Internacional de Ezeiza. La aeronave partió ayer a las 18.20 desde el Aeropuerto Internacional Sheremétievo de Moscú.

La segunda misión, que comenzó el jueves desde la Argentina a las 21:14, se realizó en forma directa en un Airbus 330-200 matrícula LV-GHQ bajo la denominación de “ferry”: la aeronave viajó llevando solamente la tripulación de cabina y técnicos de mantenimiento y carga. Según contó uno de los pilotos tras la llegada al país, el tiempo de vuelo fue de poco más de 30 horas: 15 horas y 25 minutos en la ida y 16 horas con cuarenta minutos en el regreso. A eso hay que sumarle lo que se destinó para la carga de los lotes con las 300.000 vacunas.

Una vez en suelo argentino comenzará el operativo de distribución por todo el país para avanzar en el plan para frenar el avance del coronavirus. La aeronave permaneció en Moscú unas cuatro horas y media para realizar la carga e inmediatamente regresó a Ezeiza.

Poco antes de la llegada del avión de Aerolíneas, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, comunicó que se había detectado el primer caso de la cepa británica en el país. Se trata de un ciudadano argentino residente en Gran bretaña que ingresó por Ezeiza a fines de diciembre pasado.

Respecto al plan de vacunación, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, informó ayer en su último reporte matutino sobre Covid-19 que, según lo notificado por las jurisdicciones, ya se aplicaron 200.759 dosis al personal de salud.

El objetivo por el momento es el personal de salud entre 18 y 59 años que se desempeña en unidades de terapia intensiva y en laboratorios de microbiología de instituciones ubicadas en los grandes aglomerados urbanos. Las jurisdicciones que completaron este grupo pueden ampliarla al resto del equipo de salud. Luego Vizzotti recordó que en las últimas semanas están viendo “un aumento de casos y una curva que es más acelerada que en junio, como así también el incremento de personas en terapia intensiva".

Fuente: Infobae