Hidráulica denunció en la Justicia el escándalo de la expropiación en Zonda

Provinciales 11 de septiembre de 2019 Por
El Estado casi paga dos veces el mismo inmueble porque el expediente original se esfumó y ahora quiere saber si alguien metió la mano. El apuntado es el extitular de la repartición Jorge Millón.
1568153840048

desde la Dirección de Hidráulica hicieron una denuncia penal por el presunto intento de estafa en una expropiación que se hizo décadas atrás en Zonda. Se trata del caso Bianchi, cuyos herederos se presentaron en 2013 para pedir el pago de un inmueble que ya había sido cancelado por el Estado hace 40 años. El reclamo se disparó gracias que el expediente original desapareció por arte de magia y lo que busca ahora el Gobierno es que se determine si alguien se lo llevó con la intención de ayudar a los expropiados a cobrar de nuevo. Aunque no es nombrado en la presentación judicial, un sumario administrativo reveló que el principal sospechoso es quien fue titular del organismo en la gestión anterior, Jorge Millón.

La denuncia ingresó al Poder Judicial a primera hora de la mañana de ayer y la motorizó el actual director de Hidráulica, Maximiliano Delgado. La formuló en la fiscalía de Instrucción Nº 4 y se tramitará en el Juzgado de Instrucción Nº 2, dirigido por Pablo Flores.

En la presentación que hizo, el área legal de Hidráulica no acusa a nadie con nombre y apellido y se limita a exponer la curiosa desaparición del expediente que daba cuenta de que la expropiación de 56 hectáreas que se hizo en Zonda en la década del 70’ para construir la batería de pozos sí se pagó. Además, acompañó como prueba el resultado del sumario administrativo que se realizó hace poco en la repartición y una copia de un libro interno que revela que el documento lo pidió Millón en 2013, cuando era funcionario, y que no lo devolvió.

La pérdida de ese expediente fue clave, porque alentó a los herederos del propietario original del inmueble (se llamaba Luis Roberto Bianchi) a seguir adelante con el reclamo para cobrar la vieja expropiación. A tal punto, que al no estar esa documentación, se interpretó que la operación nunca fue cancelada y la Fiscalía de Estado llegó a firmar este año con los Bianchi un convenio para abonarles más de $16 por la supuesta deuda. El dinero no se llegó a desembolsar, porque en Hidráulica encontraron en el último rincón del archivo un par de fojas que daban cuenta de que la provincia abonó 18 millones de pesos ley por el juicio de expropiación en 1978.

En el Gobierno sospechan que pudo haber una mano negra y que todo fue parte de una maniobra para favorecer a los herederos de Bianchi. De ahí que la denuncia penal indica, explicaron en la Justicia, que se debe investigar la presunta comisión de los delitos de defraudación contra el Estado y sustracción de documento público. Si bien contemplan penas que son excarcelables, si alguien es encontrado culpable no podría volver a ser funcionario o agente estatal.

Si el expediente hubiera estado en su lugar, el planteo de los herederos de Bianchi se habría caído de inmediato. Y la provincia nunca hubiera estado cerca de perder los $16 millones acordados.

Cuando el escándalo salió a la luz, Millón se defendió públicamente. Dijo que nunca quiso favorecer a nadie, que el expediente no se lo llevó a su casa sino que debe estar en un armario de su antiguo despacho y que tiene la conciencia tranquila.

El próximo paso oficial de Hidráulica es notificar formalmente a la Fiscalía de Estado de la denuncia, para que se constituya en parte querellante. En ese carácter, el organismo que defiende los intereses de la provincia podrá aportar prueba e instar a que la causa no se detenga.

Fuente: Huarpe

Boletín de noticias